viernes, 21 de octubre de 2011

Impresoras de chorro de tinta

Al contrario que las anteriores estas impresoras son bastante silenciosas. El fundamento físico se basa en emitir un chorro de gotas de tinta ionizadas, que en su recorrido es desviado por unos electrodos que se encuentran a un potencial fijo. El carácter se forma con la tinta que incide en el papel. La desviación de las gotas, y por lo tanto la forma del carácter, se regula variando la carga inicial de la gota. Cuando no se desea escribir, las gotas de tinta se desvían hacia un depósito de retorno.

Las impresoras de inyección de tinta actuales disponen de cabezas de impresión con hasta 64 aberturas de inyección, y se consiguen densidades de impresión de hasta 720 puntos por pulgada. Estas impresoras escriben con una calidad intermedia entre las matriciales y las impresoras láser, y pueden estar dotadas de depósitos de tinta de distintos colores, pudiendo producir imágenes en color a precios razonables. Las impresoras de inyección suelen bidireccionales y su velocidad oscila normalmente entre 60 y 600 caracteres por segundo. El estándar más conocido son las HP DeskJet.