domingo, 23 de octubre de 2011

Impresoras láser

Las impresoras láser son verdaderos ordenadores, con su microprocesador, RAM y puertos. Todo esto les sirve para interpretar un lenguaje llamado lenguaje de descripción de página (LDP). Para imprimir una página en la impresora antes hay que describir la página con el LDP. Esto se suele hacer dentro del ordenador. A la impresora se manda el programa en lenguaje LDP, que entonces se interpreta. También puede funcionar en modo "raster", en el que se envían los puntos de la imagen que se quiere imprimir.

Una vez que ha llegado el programa a la impresora se deposita en memoria, se interpreta y con ello se forma la imagen en memoria. Cuanta más memoria haya podrá formar imágenes más complicadas o se podrán tener más páginas en memoria. Para transferir la imagen a papel se siguen los siguientes pasos:

1. Se carga el tambor con carga negativa.
2. Se aplica el rayo láser y se neutralizan las cargas negativas donde se va a imprimir.
3. El tóner se carga en las zonas negativas porque está cargado positivamente.
4. Se aplica carga negativa al papel.
5. Esta carga negativa atrae a las partículas del tóner.

Como ejemplos de lenguajes de programación para impresoras láser están el ADOBE PostScript (compatible Apple), el HP PCL (compatible LaserJet) y otros. Las impresoras que entienden un mismo lenguaje pueden utilizar el mismo driver y decimos entonces que son compatibles.

En las impresoras láser los parámetros que hemos de tener en cuenta son:
  • Resolución: se mide en puntos por pulgada.
  • Velocidad de impresión: se mide en páginas por minuto, oscila entre 4 a más de 10.
  • Tipos de letra: Courier, Times, Helvética...
  • Emulaciones: qué impresoras puede emular, PostScript o LaserJet.
  • Ampliaciones: algunas admiten cartuchos con tipos de letra, emulaciones, o memoria.

También hay impresoras láser en color.