martes, 26 de julio de 2011

Integridad de datos

Uno de los aspectos en el diseño de la memoria implica el asegurar la integridad de los datos en ella almacenados. Actualmente, existen dos métodos principales para asegurar la integridad de los datos:

1. Paridad: ha sido el método más común usado hasta la fecha. Este proceso consiste en añadir un bit adicional por cada 8 bits de datos. Este bit adicional nos indica si el número de unos es par o impar (igual se puede hacer con los ceros. A esto se denomina criterio de paridad par o impar). El método de control de paridad tiene sus limitaciones. Por ejemplo, un sistema de control de paridad, puede detectar errores, pero no corregirlos. Incluso puede darse el caso de que varios bits sean erróneos y el sistema no detecte error alguno.

2. Códigos de Corrección de Errores (ECC): Es un método más avanzado de control de la integridad de los datos que puede detectar y corregir errores en bits simples. Este es un método que se implementa en grandes servidores y equipos de altas prestaciones. Cuando se detectan múltiples errores en varios bits, el sistema acaba por devolver un error de paridad en memoria.

Debido a la competencia de precios, la norma más habitual es la de no introducir métodos de control de la integridad de los datos en la memoria, siendo más caros aquellos módulos que sí incluyen alguno de estos dos métodos de control de errores.