sábado, 30 de julio de 2011

Cool'n'Quiet

Cool'n'Quiet (fresco y silencioso), abreviado a veces como CnQ, es una tecnología introducida por AMD en sus microprocesadores de 64 bits Athlon 64 y Sempron que permite reducir la frecuencia en los ciclos del reloj del procesador en función de las necesidades reales del sistema, reduciendo así el consumo de energía y calor generado.

Al reducir a "pedido" la frecuencia en los ciclos del reloj Cool'N'Quiet reduce la velocidad del procesador cuando la carga de trabajo es baja, la reducción provoca una bajada de temperatura (Cool) que a su vez reduce las revoluciones del ventilador (cooler) del procesador (Quiet). Todo estp redunda en un mejor aprovechamiento de la energía y una disminución del calor generado y del ruido producido por el cooler del micro. Cuando la carga de trabajo aumenta, la frecuencia de ciclos de trabajo del procesador sube de nuevo hasta los niveles requeridos o máximos en su caso.

La velocidad del procesador se actualiza cada 1/30 segundos, lo que podría producir una pequeña baja de rendimiento de la computadora, al tener que esperar ese tiempo para que aumente la velocidad. En cualquier caso, la frecuencia de refresco de la velocidad es suficientemente elevada como para apenas notar una bajada de rendimiento.

La tecnología Cool'n'Quiet exige compatibilidad del microprocesador y su refrigerador, la placa madre, la BIOS y la instalación de drivers por parte del usuario dependiendo del Sistema Operativo. 

Beneficios de esta tecnología
  • Menor consumo eléctrico: Nuestra pc consumirá un poco menos, unos 10 Vatios aproximadamente. Sumado a ciertas opciones que traen las placas base, puede multiplicarse la bajada de consumo al modificar el voltaje de uso.
  •  Menor desgaste electrónico: La reducción de petición de voltaje del procesador relaja tanto el estrés de la CPU como de los reguladores de tensión de la placa base y los circuitos de la fuente de alimentación. Con ello, aumentamos las posibilidades de que estos componentes no fallen a medio/largo plazo.
  • Mejora de las temperaturas: El procesador estará más fresco mientras esté actuando el Cool'n'Quiet por lo que generará menos calor dentro de la caja, lo que afecta directamente a la temperatura del mismo que baja hasta unos valores bastante menos elevados.
  • Finalmente el beneficio más relevante es la reducción de ruido ya que, al bajar la cantidad de calor generada, se necesita menos refrigeración. Aquí entra en juego la placa base y su capacidad de gestión del Cool'n'Quiet: algunas actúan reduciendo automáticamente la velocidad del ventilador de la CPU, otras en cambio reducen todos los ventiladores que estén conectados a la placa base.