miércoles, 29 de junio de 2011

Blu Ray

Si bien su nombre inicial fue Blue Ray (Rayo Azul, debido a que utiliza un láser violeta), surgió el inconveniente de que en muchos países no se pueden registrar nombres genéricos, entonces se decidió el nombre definitivo BLU RAY. Emplea la tecnología de láser violeta, con una precisión de enfoque mucho mayor que la del rayo rojo, lo que permite unas hendiduras (pits) y separaciones (lands) mucho menores. Esto, unido a un sistema mejorado de codificación, permite una capacidad de almacenamiento por capa de 25 GB. Si a esto se une la posibilidad de trabajar con 4 capas, da una capacidad total de almacenamiento de 100 GB (2 caras con 2 capas cada una).

Por estos motivos son mucho más sensibles a rayaduras, hasta el punto de que en un principio se pensó en un estuche protector. Finalmente esto se solucionó creando un disco algo más grueso que un DVD normal (aunque compatible con este), basado en capas de sustrato (derivado del papel), enormemente resistente a las rayaduras. Tienen un precio sobre un 60% superior a los HD-DVD, pero dado que su capacidad es un 80% mayor, el costo por MB es inferior, inferior incluso al de un DVD de doble capa.

Si bien la fabricación de los discos requiere una mayor inversión para los fabricantes de este soporte, cuenta con el apoyo de los principales fabricantes de estos, siendo uno de sus principales valedores la empresa TDK, de los principales fabricantes de hardware, como Sony, LG, Plextor, Pioneer, Samsung, Philips, Benq, Hitachi, Apple, etc., así como con el apoyo de las principales distribuidoras cinematográficas. Concretamente, Sony utiliza este formato en su PS3.