jueves, 24 de mayo de 2012

¿Qué es plug and play?

Plug-and-play o PnP (en español "enchufar y usar") es la tecnología que permite a un dispositivo informático ser conectado a una computadora sin tener que configurar, mediante jumpers o software específico (no controladores) proporcionado por el fabricante, ni proporcionar parámetros a sus controladores. Para que sea posible, el sistema operativo con el que funciona el ordenador debe tener soporte para dicho dispositivo.

No se debe confundir con hot plug, que es la capacidad de un periférico para ser conectado o desconectado cuando el ordenador está encendido. Plug-and-play tampoco indica que no sea necesario instalar controladores adicionales para el correcto funcionamiento del dispositivo. Plug and Play no debería entenderse como sinónimo de "no necesita controladores".

Los periféricos plug-and-play deben estar completamente libres de jumpers y de interruptores. Esto no es absolutamente cierto en la realidad. Afortunadamente, la mayoría de los dispositivos funcionan correctamente con su configuración de fábrica.

El dispositivo también debe ser capaz de "anunciarse" por sí sólo al sistema operativo. De esta manera, el propio sistema operativo es capaz de cargar los controladores adecuados.

Finalmente, el dispositivo debe ser totalmente configurable desde el controlador del sistema operativo. Lo que incluye la selección de su rango de direcciones de entrada/salida e interrupciones a utilizar. Esto evita la intervención del usuario. Anteriormente, esta asignación era responsabilidad de la BIOS del ordenador, requiriendo una configuración manual en el sistema operativo.

Un poquito de Historia

Distintos fabricantes de la industria decidieron formar un consorcio con el objetivo de promover un estándar de industria que simplificara el uso de periféricos: la tecnología Plug & Play. Esto requería innovaciones tanto en el hardware como en el sistema operativo. Ambos debían estar diseñados para esta tecnología. Se incorporó en las últimas revisiones de ISA, aunque no fue hasta la llegada del bus PCI cuando el estándar comenzó a funcionar correctamente.

El primer sistema operativo de Microsoft en incorporar plug-and-play fue Windows 95. No obstante, la realidad de este sistema operativo respecto a las prometidas bondades, sumado a los fracasos de Plug and Play en el bus ISA, le hizo valerse el apelativo de plug-and-pray ("enchufar y rezar") entre los usuarios.